Porci tip #20

CONDICIÓN CORPORAL DE LA CERDA

Autor: Dr. Jorge Perea / Coach en Producción

La condición corporal de las cerdas es un punto clave en la productividad, debido a que está ligada estrechamente con la eficiencia reproductiva, y con el consumo de alimento, el cual representa cerca del 75 % del costo de producción.
La importancia de evaluar la condición corporal de las marranas estriba en el supuesto de que las marranas de los extremos son menos eficientes. De tal suerte que las flacas y las gordas repiten celo con mayor frecuencia, abortan más, tienen camadas menos numerosas y destetan menos lechones, se enferman más, se mueren más, y se desechan más. Existen varios métodos para evaluar la condición corporal de las cerdas, los cuales son útiles si los empleamos de manera consistente, y con un objetivo en mente.
Estos sistemas son: SISTEMA TRADICIONAL DE VALORACIÓN VISUAL: caracterizado por ser subjetivo, consiste en revisar a las marranas desde la parte posterior, básicamente revisando cuanta carne y grasa están depositadas entre el hueso y la piel. Lo correcto es tocar en los huesos de la cadera y la columna, para sentir y tratar de medir. Es recomendable que una sola persona realice la valoración, para reducir la variación debido a la subjetividad.
Para la valoración utilizamos el sistema de puntuación del 1 al 5, donde 1 es la más flaca, 5 es la más gorda y 3 es el objetivo y justo medio.
Condición #1 Catalogada Emaciada, Todos los huesos son visibles, la distancia entre el hueso y la piel es mínima, no hay grasa, ni carne intermedia. Los huesos se tocan fácilmente.
Condición #2 Catalogada Delgada, los huesos siguen siendo visibles, pero existe una capa ligera de grasa y carne. Los huesos se sienten fácilmente a la palpación.
Condición #3 catalogada Ideal, el objetivo en todos los casos. Los huesos están rellenos de carne y grasa, la marrana esta cilíndrica, pero aún se pueden sentir los huesos haciendo una presión firme.
Condición #4 Catalogada Pasada, ya está gorda, los huesos ya no se tocan, o es muy difícil sentirlos, la cantidad de carne y grasa es más generosa.
Condición #5 Catalogada Gorda, Muy Gorda, los huesos no se distinguen ni se tocan. La grasa se acumula, la vulva y el ano están prácticamente escondidos, le cuelgan las lonjas en el cuello, abdomen y nalgas.
SISTEMA DE MEDICIÓN DE LA GRASA DORSAL: Este sistema es con mucho más objetivo, ya que, utilizando un ecógrafo, tomamos el numero de un aparato calibrado. Funciona bien si se identifica correctamente el punto a medir. Se sumaban y se obtenía el promedio. Ahora solo se mide el P#2, con bastante regularidad, por ser mas consistente, ya que es la parte donde se acumula o se pierde grasa más rápidamente. Se miden en mm, y los promedios habituales de cantidad de grasa son 22mm Las primerizas al primer servicio deben tener al menos 20 mm, y al momento del parto 22 mm
METODO DE LA MEDICIÓN DE LEPTINA, Consiste en la medición de los niveles de Leptina en plasma. La Leptina es una hormona producida en el tejido graso, asociada con el estado metabólico. Esta hormona regula la saciedad. Se ha asociado los niveles de leptina con malos rendimientos reproductivos en casos con bajos niveles, y la regresión al restablecer los niveles en plasma. (Banff Pork Seminar 1999, Proceedings / Heather Willis, Pat Monaghan and Roy Kirkwood)
MEDICIÓN DE PESO TOTAL DE LA MARRANA, Consiste en pesar físicamente a las marranas en una báscula tradicional, o mediante la cinta, en el área del pecho. Es también un método objetivo bastante exacto un poco difícil en la práctica.
MÉTODO DEL CALIPER, es una medición utilizando un caliper o especie de compas, para medir en la grupa de la marrana, podemos estimar mas objetivamente debido a que es muy exacto, hembras delgadas, buenas y gordas.
*Se obtienen mejores resultados al combinar 2 o más métodos.
¿CUÁNDO EVALUAR LA CONDICIÓN CORPORAL DE LAS MARRANAS? Existen 3 momentos claves para evaluar la condición corporal de nuestras marranas, y estos son: 
1.    A los 30 días de Gestación
2.    Antes del parto
3.    Al destete.
Además de estos 3 momentos para evaluar la condición corporal, Yo recomiendo hacer una evaluación Total del hato al menos una vez cada tres meses. La evaluación total del hato nos dará números muy interesantes.
•    Promedio general de la condición del hato
•    Número y porcentaje de las hembras flacas o con mala condición corporal.
•    Número y porcentaje de las hembras Gordas o pasadas de condición corporal.
•    La pérdida de condición desde la última semana de gestación, hasta el destete.
Podremos hacer una gráfica con la evolución de la condición de acuerdo con las semanas de gestación, y ver claramente en esta gráfica si tenemos una caída de la condición antes del parto también podremos ver la caída de la condición desde la última semana de Gestación, hasta el momento del destete.
La manera de hacerlo es tomar una muestra de cada grupo inseminado, más el grupo de destete, 25 hembras por grupo son una muestra representativa con 5 % de margen de error y 95 % de confianza. Si los grupos son menores, se debe tomar todo el grupo como muestra.
Recomiendo listar los datos por grupo, y hacer una Tabla de Excel, establecer formato condicional, para delimitar menores de 2.5 y mayores de 3.5. Los rangos entre 2,5 y 3.5 son considerados normales. Los formateamos de menor a mayor, y hacemos las cuentas.  
(Ver Gráficos)
 
tabla pt 20.jpg
gráfica pt 20.jpg
Fácilmente podemos ver que en este ejemplo de granja tienen un alto numero de hembras en baja condición 38.8 % y la Condición Corporal Promedio del Hato es de 2.6, que no está mal, pero pudiera estar mejor. También podemos ver una caída de la condición una semana antes del parto, debido a no suplementar 4 semanas antes. Es evidente la perdida de condición desde la ultima semana de gestación hasta el destete. Con este sistema podemos explicarnos porque muchas granjas tienen mala productividad, y muchas veces culpamos al PRRS o a las vacunas sin descartar lo básico como la condición corporal. Sabemos que las marranas flacas y las gordas tienen malos resultados productivos, y el porcentaje de estas en la granja impacta de manera proporcional los resultados productivos.
Con el análisis de estos datos podemos establecer un plan de trabajo, con objetivos definidos, Reducir el porcentaje de hembras flacas a menos del 10 %, e incrementar la condición corporal promedio al menos a 2.8.
EL TIP: Realiza al menos una vez al año la evaluación general de la condición corporal del hato, para que sepas como esta realmente le informes a tu nutriólogo, y juntos establecer la estrategia a seguir.