Porci tip #1

Autor: Dr. Jorge Perea / Coach en Producción

LA REGLA 80 – 20.

LA REGLA 80 – 20.
 
Ya sea con un software como Pig-Champ, o Porcitec, en hojas de cálculo, o simplemente arrastrando el lápiz, debemos hacer un análisis de los resultados de producción de manera periódica, para revelar cuales metas no se cumplieron y cuales animales son los responsables.
En todas las dispersiones, siempre encontraremos los rangos inferior y superior, así como el promedio. Esto nos indica siempre que de los resultados una parte alcanzo el objetivo, una parte supero el objetivo, pero existe también una parte que no alcanzo el objetivo planeado.
De la mitad hacia arriba, no tenemos problemas, incluso si vemos los números de solo estos animales, nos daremos cuenta de que son muy buenos. Nuestro análisis debe centrarse en los animales que están por debajo del promedio, si tu promedio esta alcanzando el objetivo, de lo contrario, todos los animales que estén por debajo del objetivo deberán ser analizados semanalmente, y determinar su permanencia.
Normalmente estos animales representan el 20 % de los animales evaluados, lo que nos dice que el otro 80 % están logrando la meta, e incluso quizá hay otro 20 % de animales superiores que están muy por encima de tus presupuestos. Normalmente si eliminaras los animales mediocres, ese 20 % que te arruina tus presupuestos cada semana, seguramente estarías alcanzando los 14,5 nacidos totales, 13.9 nacidos vivos, lo que resultara en 30 vendidos por hembra por año, con fertilidades a parto de 90 a 94 %.
Lo importante de conocer esta regla, es que nos ayuda a ser mas estrictos en nuestro proceso de eliminación, y automáticamente nuestros números serán mejores.
La siguiente parte, consiste en preguntarse, ¿Porque estos animales son mediocres? ¿De quién es la culpa? ¿Es el animal, el manejo, el personal, las instalaciones el alimento? 
Ahora viene la parte interesante, ¿COMO PUEDO CORREGIRLO?
No puedes ni debes eliminar sistemáticamente todos los animales que no llegan a la meta, debe haber un plan, una estrategia que los identifique, que identifique las causas, y las corrija, asegurando un proceso de mejora continua.
Así que ya sabes la regla 80 – 20. Revísala en tu granja.