top of page

CONSIDERACIONES EN EL USO DE BÁSCULAS Y SISTEMAS DE MEDICIÓN EN GRANJAS


Por: MVZ Jorge Perea | Coach en Producción


La producción pecuaria se basa en la transformación de los Granos a Proteína de origen animal y por supuesto, esta es la razón de ser de nuestra industria, este es el ¡¡Súper Poder que tienen los Cerdos!!

Como toda industria la eficiencia debe tener una manera de medirse y en este caso la medición se basa en KILOS. La Clave, es una báscula confiable. Compramos Insumos en Kilos, y vendemos cerdos por kilos, así de simple.

El alimento representa entre el 65 al 75 % del costo de Producción y rara vez lo medimos en granjas, especialmente en el sitio uno en la alimentación de las cerdas. Esta omisión puede representar un costo elevado y un golpe duro a la productividad.

PROCESO DE VERIFICACION DE LA BÁSCULA.

Primero debemos garantizar que nuestras básculas sean de calidad, darles mantenimiento frecuente y tener un protocolo de verificación y certificación, utilizando una “Pesa Patrón”, que es una unidad certificada que tiene un peso consistente (generalmente las empresas que venden básculas las tienen)

Las hay de todos tamaños dependiendo de la capacidad de la báscula y representan la confianza de que nuestras basculas están certificadas para obtener una lectura correcta. Mi recomendación es utilizar pesas patrón certificadas. Debes tener un registro de la fecha y la persona que realizo la verificación. Si con esa bascula vendes al público, la báscula debe estar registrada y verificada por el departamento de pesas y medidas, que hace oficial tu certificación.

PROCESO DE VERIFICACION DE PESO DE ALIMENTO.

Considero de vital importancia establecer un programa de verificación de pesos del alimento de manera mensual, ya sean cucharones o cajas contenedoras de sistemas automáticos y realizar los ajustes pertinentes. También es importante llevar un registro de estas verificaciones, que incluya fecha, persona que realizo la medición, y el número de unidades revisadas.

ALIMENTACION MANUAL:

Se basa en un cucharon que más o menos nos da la cantidad que quisiéramos que nuestras cerdas estén comiendo diariamente, pero al hacer las mediciones nos percatamos que no se cuenta con una báscula, y en caso de que la tangan, está en malas condiciones, lo que propicia que tengamos variaciones hasta de (+ -) .500 gr diarios por cerda. La diferencia estriba en que el cucharon fue mal cubicado desde el principio o, que la medición la realizaron con una báscula disfuncional, además, cada vez que el alimento cambia de densidad, no se realizan los ajustes respectivos. La variación aumenta cuando se incrementa el número de empleados dando comida, cada uno a su manera cómo alimentan cerdas y la repercusión económica y productiva será desastrosa.

En una granja con 1,000 cerdas en alimentación manual con una media de 500 gr de variación diaria, se tendrán 500 kilos de alimento desperdiciados por día, lo que equivale a más de 180 toneladas al año, representando un costo de más de Un Millón de pesos, tirados a la basura y quizá posiblemente impacten en la productividad de las hembras al mantenerlas más Gordas o más flacas.

ALIMENTACION AUTOMATICA:

Se automatiza cuando se utiliza la tecnología para que las cerdas coman al mismo tiempo, pero los contenedores pueden llenarse manualmente o automáticamente y aquí tendremos dos variaciones más. Nuevamente utilizaremos los cucharones para rellenar los contenedores en la alimentación semiautomática, cayendo en el mismo error anterior y en el caso de la alimentación completamente automática, las capacidades volumétricas de los contenedores tienen fallas estructurales, que potencializan gravemente los errores.

Primero el personal confía ciegamente en las cantidades que dice el contenedor y ahí coloca su ajuste, pero resulta que el alimento tiene diferentes densidades y no es lo mismo harina que pellet, incluso existen diferentes tamaños de pellets, a esto llamamos densidad y tiene mucho que ver con los ingredientes utilizados, así como con el tamaño de partículas. La variación incrementa si los contenedores no están alineados verticalmente, lo que reduce o incrementa la cantidad que contienen.

Para realizar el ajuste correctamente, se debe realizar una evaluación periódica del volumen de las cajas contenedoras de alimento, pesando una muestra del 20 % del número total de cajas. Esto nos dará una idea de la variación entre cajas y donde realmente deberán colocarse las bandas de ajuste.

Nuevamente llegamos al uso de las básculas. De nada servirá el trabajo de ajuste, si la báscula que utilizamos está mal. La variación puede ser la misma, o incluso mayor.

El Problema se incrementa debido a que movemos hembras diariamente, y los empleados no realizan el ajuste a cada contenedor de cada cerda en su nueva jaula. Si a esto le sumamos el número de empleados haciendo el mismo trabajo y cada día es diferente, los errores pueden crecer de manera exponencial y representar muchos kilos de alimento tirados al drenaje, dejando a su paso hembras con sobrepeso o hembras con baja condición corporal, que mermaran en su productividad, amén del costo del alimento.

PESAJE DE ANIMALES

Si medimos consumos de alimento, deberemos ser capaces de medir también el peso de lechones al nacer y al destete. Un muestreo de pesos individuales ayudara a contabilizar el porcentaje de lechones con bajo peso y también la dispersión de los mismos. Especialmente importante al destete, ya que una correcta evaluación de la productividad del sitio uno, es la conversión alimenticia, representada por el consumo total de alimento, divididos entre los kilos totales de lechón producidos.

El pesar lechón al nacimiento es una práctica común, pero pocos analizan a fondo este aspecto tan importante. El peso promedio de la camada está directamente relacionado con la Tasa de mortalidad y con el peso al destete, el cual a su vez está ligado directamente con el peso a venta.

La dispersión de pesos al nacimiento y el número de lechones con bajo peso son dos temas de mucha controversia, que pueden representar las utilidades o las perdidas en una granja. Otra vez estamos hablando de la efectividad de las básculas.

Analizar las ganancias de peso por fase, es realizar un pesaje muestra de una cantidad de cerdos de cada grupo, para verificar si la curva de crecimiento es normal y nuevamente requeriremos de basculas para hacerlo.

Si nuestro trabajo es producir kilos, deberemos tener una manera eficiente de medirlos consistentemente en las granjas. “Después de todo ese es nuestro trabajo”.

PROCESO DE MEDICION DE HEMBRAS.

La condición corporal de nuestras hembras, es otra medición que normalmente no hacemos en granjas, que debería convertirse en una rutina. Para medir la condición de nuestras hembras tenemos diferentes dispositivos. Podemos utilizar una báscula y pesar a nuestras cerdas, (Recomendable en primerizas a la primera monta) También podemos utilizar una cinta para medir a las hembras y realizar el cálculo de peso. Otro sistema comúnmente utilizado es el Ultrasonido para medir la Grasa Dorsal, muy bueno quizá costoso para algunas granjas, también está el sistema de Bayer, mediante fotografía con la Tablet o teléfono y evaluar la condición corporal, efectivo, pero lento, la medición visual no muy recomendable por la subjetividad, y por último el Caliper, que es quizá el sistema más versátil, eficiente y económico de realizar una correcta evaluación de la condición corporal de las hembras.

Cualquier sistema que utilices, debe de convertirse en una rutina, ya que la condición corporal está directamente relacionada con la productividad de las hembras, y con el costo de producción.

Pesar alimento y animales parece sin sentido y complejo, pero en realidad es interesante y sencillo, solo basta comenzar a realizarlo y certificar que nuestro negocio tenga las proporciones correctas.

EL TIP: Nuestro negocio es de Peso, hagamos las cosas en serio y verifiquemos cada parte del proceso. Después de todo, compras kilos y vendes kilos, asegúrate que sean los correctos. Saludos.


86 visualizaciones

Comentários


Cerdo negro
bottom of page